Saltar al contenido

Reconocimiento facial para firmar contratos sin ir al notario

Sabía usted que alrededor del 90% de los contratos que se realizan entre personas o pequeñas empresas no necesitan de la asistencia física y obligatoria a una notaria?

De esa misma oportunidad se valieron los socios Cristóbal Haddad y Jorge Winter al momento de desarrollar una solución legal de bajo costo y ajena a cualquier tipo de espera o fila innecesaria.

Lo que ofrecen es una aplicación que gracias al uso de inteligencia artificial certifica de igual forma como lo haría un notario la comparecencia de ambas partes o firmantes de un mismo contrato.

Como partieron en techas similares a las del estallido social su primer foco fue ir en ayuda de las Pymes, pero luego empezaron a ver otras posibilidades puesto que, a propósito de la pandemia, muchas personas empezaron a evitar lugares con demasiada afluencia de público siendo la notaría el ejemplo más clásico de lo anterior.

Ese fue el puntapié de inicio de Contratapp, una aplicación para Android y Iphone que ofrece una serie de contratos tipo ya cargados y donde lo único necesario es ingresar los datos más relevantes de los involucrados legales tales como nombre, RUT y cuál es el tipo de servicio o contrato requerido.

Acto seguido el contrato se envía mediante la misma plataforma a la contraparte para que ésta también pueda leer y firmar de forma digital el documento, pero todo a través del smartphone. Tanto la autenticidad de la firma como el hecho de que quien firme efectivamente sea la persona mencionada se logra gracias a que Contratapp utiliza tecnología de reconocimiento facial en directa relación con la base de datos del Registro Civil, por lo que todos los contratos son 100% válidos y legales.

¿Qué trámites se pueden hacer a través de esta aplicación y sin notario?

Contratos y modificaciones en contratos de arriendo o trabajo, promesas de compra venta y certificados.

Los unicos trámites que no se pueden realizar a través de Contratapp son los donde se exige escritura pública como contratos de compra venta o finiquitos laborales.

Ya hemos gestionados alrededor de 2.300 contratos y el único costo es el servicio de firma digital que cuesta $2.500 por persona.